El lago Inle

Cartas de un largo viaje en el Sudeste Asiático: día 40

Partimos hacia el sur en un bote alargado que salpica una cola de agua. Sentada en una silla ajustada entre dos tablones, veo encoger las Guesthouse y restaurantes del complejo turístico de Nyaung Shwe. Cegada por la luz temprana, vuelvo la vista: el color del lago se fusiona con la bruma, las montañas y el cielo, en un mismo tono gris azulado. En el horizonte, únicamente atisbo las siluetas de los madrugadores pescadores faenar, y su estilo de remo distintivo: en equilibrio con un pie en el borde de la popa, con la otra pierna apoyada en el extremo inferior del remo, impulsan la prolongada embarcación.

La elevada altitud hiela la mañana y la humedad del lago cala hasta los huesos. Por suerte, el curtido patrón nos da un mantón tupido, para resguardarnos. Al bramido de la motora sigue un revoloteo de gaviotas; aguardan a que los pasajeros les lancen migas de pan. Pronto abandonan su persecución al no ver llover alimento.

Transcurrida un hora de trayecto, el barquero hace una primera escala en un mercado matinal, que rota cada día entre cinco pueblos y al que se acercan para la compraventa de bienes, los habitantes del lugar. La mayoría son Intha (hijos del lago), pero también Shan, Pa-o y otras etnias conviven en los numerosos pueblos, a lo largo de los más de veinte kilómetros de longitud del lago.

Pronto debemos volver a la barca, para dirigirnos a la próxima parada de esta excursión: la pagoda Hpaung Daw Oo. Donde se guarecen cinco bustos dorados, estas imágenes de Buda engordan año tras año, a medida que los feligreses les van pegando hojas de oro. Durante el festival anual, celebrado entre los meses de septiembre y octubre, cuatro de estas figuras navegan en una pagoda flotante, pasando una noche y un día en cada pueblo en procesión. Una exposición fotográfica en este templo, relata la historia de cuando solían ser cinco, las imágenes transportadas en las festividades. Hasta los años 1957 y 1965, cuando el hundimiento de la pagoda flotante en la que viajaban de pueblo a pueblo, resultó en la pérdida de una de las imágenes que, misteriosamente, reapareció días más tarde en el monasterio representada con algas. Después de este suceso, decidieron llevar a las celebraciones, sólo las cuatro imágenes que quedaron a bordo.

Sin evitar la parada para almorzar en un restaurante para turistas y picar una ensalada de patata cruda con cacahuetes, reanudamos la excursión con una visitas obligadas a los talleres de artesanía locales. A pesar de su intención comercial, es interesante ver como elaboran la orfebrería, los textiles con seda del tallo de la flor de loto originaria del lago, o tratar de intuir, sin éxito, el aroma a vainilla y otros sabores del tabaco artesanal.

Antes de la marcha del sol, la gente retorna a flote o por las callejuelas de tablones a sus hogares. Las madres y familiares de niños y niñas, aguardar en una barca a que abran las puertas de la escuela. Mientras los pescadores de algas, recogen del fondo, no tan profundo, los últimos montones, para cargarlos en su batel que, apenas un par de centímetros, evitan de ser hundido. En estos terrenos pantanosos, hay una importante actividad agraria, entre sus canales, se esconden largos pasillos de jardines flotantes. El patrón nos invita a empaparnos las zapatillas, con un salto a estas alfombras de cultivos.

Me ensimismo con la puesta de sol, perpleja e inundada, una vez más, por ver a poblaciones persistir rodeadas de agua, sin que esto sea un inconveniente del día a día, sino su fundamento. He de desembarcar y poner los pies en el suelo, para volver al albergue, donde recobro fuerzas  para el largo camino que empieza mañana, mientras escribo esta carta.

Boga y boga en el lago Inle, Myanmar, 2012

Boga y boga en el lago Inle, Myanmar, 2012

Anuncios

Un comentario en “El lago Inle

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s