El cielo primaveral

Es costumbre aguardada, reposarse a media tarde en algún césped autorizado de los parques urbanos en las ciudades galas, populares en los primeros domingos de la primavera.

La humedad de las estaciones precedentes, crece un  verde mullido, en el que hundir el cuerpo a reposar, mirando al cielo a través de los marcos formados por ramas que empiezan a brotar.

Primavera Paris

París, 2013

Primavera Rennes

París, 2013

Hay veces en las que, cierta nube intercepta los rayos de sol y convierte la agradable brisa en una ráfaga de viento frío; la sensación térmica refresca hasta erizar la piel. Entonces algunos, los tenaces, esperan a que pase, y otros… se van.

Anuncios

Carteles de Bollywood, el souvenir de la India

Bollywood posters cabecera

Bollywood, del juego de palabras entre Bombay y Hollywood, es el nombre dado a la industria cinematográfica india ubicada en Mumbai, cuyas películas son un componente fundamental de la cultura popular del subcontinente indio.

Los carteles se empezaron a utilizar como soporte publicitario para el cine de Bollywood y clásico indio en los años 20. Estas piezas extraordinarias reflejan un estilo kitsch con una explosiva mezcla de colores. Son piezas únicas que han pasado a decorar numerosos hogares con su explosiva fusión original, como una obra para coleccionistas de antigüedades y arte retro, cinéfilos, amantes del arte y diseñadores curiosos.

Puedes ver una muestra de una cincuentena de antiguos carteles de películas de Bollywood y cine clásico indio de los años 50 a los 80, en este blog: https://travelmemorabilia.wordpress.com/

Si te interesa adquirir alguna de estas piezas únicas de cine de Bollywood, ponte en contacto con nosotros aquí. o síguenos en Facebook.

Tony Gatlif: “Indignez-vous!”

tonygatlif

Encuentro con Tony Gatlif en el teatro Artistic Athévains en París, con la proyección de su documental sobre la obra de Stéphane Hessel (¡Indignaos!, 2010).

El talento del cineasta Tony Gatlif (Gadjo dilo, Exils) retrata de una manera instintiva y poética el mensaje de Hessel: La necesidad de la universalidad de los derechos humanos fundamentales y la efectividad a través de una justicia internacional. La facultad de alineación, frente a la indiferencia, contra la productividad y la mundialización económica que ponen en peligro a la humanidad, como portadoras de violaciones de los derechos de las personas, amenazando valores como la ética, la justicia y el equilibrio durable, que incluso pueden llevar al planeta a ser inhabitable.

Tras la proyección de su película documental ayer, Gatlif explicó: “Necesitaba hablar con Hessel y los actores de este movimiento en España, Grecia, Francia y otros muchos países, para entender qué estaba pasando en este momento, en un ámbito internacional”. Su compromiso transfronterizo, le ha llevado esta vez a un documental intuitivo sobre el panfleto best-seller de Hessel, quien participó en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, y recita en la cinta el ensayo que publicó a sus 93 años de edad, llamando a la insurrección pacífica: “resistir es crear, crear es resistir”.

El encuentro concluyó con un debate posterior en el que se resaltó la necesidad de especificar el modo de conseguir el cambio, además de la idea gandhina de la no violencia, a través de un movimiento social, aprovechando la interconectividad y todos lo medios a su alcance, así como la necesidad de una prensa independiente. “Con una simple mirada alrededor, encontrarán testimonios de personas en situaciones difíciles” nos advierte este poético docu-libro. Gatlif remarcó el sentido de la urgencia cuando presentó este documental en el canal ARTE: “es una cuestión de ética y compromiso, donde hay voluntad, hay camino”.

Vietnam en el cine

El relato hollywoodiense, desde el punto de vista del invasor, ha destacado en numerosas ocasiones los horrores de la guerra entre Vietnam y los Estados Unidos (1964-1975) con clásicos como Apocalypse Now (Coppola, 1979), Platoon (Stone, 1986) y Full Metal Jacket (Kubrick, 1987).

Sobre la época anterior, en Indochina (Regis Wagnier, 1992), desde una perspectiva colonialista, se relata la historia de una heredera de una plantación de caucho y de su hija adoptiva, en los últimos años de la colonización y de la rebelión comunista contra Francia. La guerra, su amor por un mismo hombre y el fin de la Indochina Francesa, les hará recorrer Vietnam por caminos opuestos, desde Saigón a la Bahía de Halong.

La película El olor de la papaya verde (1993), del director vietnamita Anh Hung Tran, muestra la situación de la mujer en el Saigón de los años 50, a través la vida de una niña empleada como sirvienta en el seno de una familia de la ciudad.

Bahía de Halong, Vietnam, 2012.

Bahía de Halong, Vietnam, 2012.

En lugar de palomitas

Mientras los menos escrupulosos pueden abrir el apetito con una fritanga de insectos; ningún viajero cinéfilo debiera resistirse al verdadero lujo asiático: la fruta. Una ensalada de papaya verde para evocar Vietnam, o volver con el paladar a Myanmar, con un zumo de aguacate; y a Tailandia, al saborear la fruta del dragón. Por parafrasear a Eliane en Indochina: poca comparación merece la insulsa manzana, con el sabor del mango.

Conferencia: El Reino de las Mujeres por Ricardo Coler

Portada del libro "El Reino de las Mujeres" de Ricardo Coler.

Portada del libro “El Reino de las Mujeres” de Ricardo Coler.

¿Cómo sería una sociedad en la que mandan las mujeres? ¿Qué pasaría con las familias, el trabajo, el amor, las relaciones de pareja y el manejo del dinero si las mujeres tuvieran el poder?

Ricardo Coler médico, escritor y periodista, encontró la respuesta a estas preguntas en su viaje a China y Nepal. En su crónica de viaje El Reino de las Mujeres (2005, Planeta) describe cómo persisten hoy sociedades con impronta femenina, en donde se practica el matriarcado, la poliandria o la poligamia. Este libro narra el funcionamiento de una sociedad matriarcal en China: los mosuo.

El próximo lunes, 19 de septiembre, en el Instituto Cervantes de Nueva Delhi, Ricardo Coler nos relatará su propia experiencia de vivir en comunidades matriarcales en China, India y Corea, donde las mujeres son las que están al mando de la comunidad. “Cuando las mujeres tienen el poder son muy diferentes a cuando lo tiene el hombre, pero tampoco se parece a lo que el movimiento feminista pueda imaginarse” nos explica Coler. Además, dará una idea de cómo es la situación de la mujer en Latinoamérica comparándolas con estas sociedades.

El autor del gran éxito “El reino de las mujeres”, publicó un año más tarde “Ser una diosa” (2006, Planeta), una crónica de lo que significa para un hombre del siglo XXI encontrarse con la única Diosa viva del Planeta, en Nepal. En 2008 publica “Eterna Juventud” (2008, Planeta), una historia sobre los habitantes centenarios del pueblo de Vilcabamba, una tierra donde la gente alcanza los cien años de edad, aunque fumen o consuman alcohol y drogas. Incluso mantienen la dentadura y leen sin anteojos. Tras desentrañar los secretos de la longevidad, edita su último libro “Felicidad Obligatoria” (2010, Planeta), una compilación de los artículos publicados en diferentes medios de su país y del extranjero.

Sus libros han sido publicados en varios países: Argentina, Alemania, Francia, Italia, Portugal, Suiza, Austria, España, Turquía, Corea del Sur, México, EEUU, Perú, Chile y Uruguay. También es fundador y director de la revista cultural Lamujerdemivida.

Lugar/place: Instituto Cervantes Nueva Delhi (48 Hanuman Road)

Fecha/date: 19/09/2011

Hora/time: 18:30 hrs.

Vídeo de “Eterna Juventud”:

 

Nota informativa publicada en la Web del Instituto Cervantes de Nueva Delhi el 16 de septiembre de 2011.

Obras de Goya por primera vez en la India

 

 

El pasado viernes 15 de julio de 2011, se inauguró la exposición “Goya: Cronista de todas las guerras. Los Desastres y la fotografía de guerra” en el Instituto Cervantes de Nueva Delhi. Siendo ésta la primera vez que las obras de Goya viajan a la India, la muestra está creando una gran expectación en Delhi.

 

En los 82 grabados de la serie “Los Desastres de la Guerra” el pintor y académico Francisco de Goya y Lucientes (Zaragoza, España, 1746 – Burdeos, Francia, 1828) recoge los horrores de la Guerra de la Independencia Española (1808-1814) para lanzar un mensaje universal aplicable a todas las guerras. Juan Bordes, el comisario de la exposición y director de Calcografía Nacional y delegado de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando declaró su compromiso por transmitir el mensaje real y pacifista de Goya, que aclaró oponiendo el primer grabado al último de la serie: “Entre el principio y el final hay todo un discurso de violencia, para nada. Ése es el resultado de la guerra, parece transmitir Goya en su obra.” La inutilidad de la guerra está representada en el grabado bajo el título “Nada. Ello dirá”.

 

Nada, Goya

Nada. Ello dirá,  Goya

 

A la inauguración asistieron importantes figuras de la política, como los embajadores de Ecuador, Perú y Chile, así como del mundo de las artes. Rajeev Lochan, Director de la Galería Nacional de Arte Moderno de la India, introdujo Goya al público indio, tras confesar su envidia por no haber albergado en su galería esta exposición. Definió a Goya como un perfecto referente del principio artístico de “la necesidad de transcender lo material, para lograr que una obra de arte sea universal”. Coincidió al destacar la universalidad de los grabados con Juan Bordes, quien subrayó: “La potencia de las imágenes de Goya es que generalizó los desastres de la guerra contra la invasión napoleónica, a todas las guerras, creando iconos antibelicista intemporales y universales”.

 

 

   Goya se consagró como uno de los grandes grabadores, a la altura de Rembrandt o Durero. En una época en la que la fotografía estaba en una etapa experimental, el grabado era el único modo de difundir una imagen, técnica con la que Goya además anticipó el lenguaje fotográfico. “Así como consideramos a Cervantes la máxima figura del modernismo en la literatura, Goya es precursor del periodismo gráfico en tiempos de guerra con estos grabados” explicó Òscar Pujol, director del Instituto Cervantes de Nueva Delhi. Las imágenes llaman nuestra atención hacia los aspectos importantes del suceso, igual que hacen los fotógrafos en sus instantáneas. Goya refuerza la naturaleza documental de sus escenas con títulos como “Yo lo vi” o “Y esto también”; estos fueron escritos junto a su amigo y escritor Ceán Bermúdez y crean un poema épico.

 

 

   Las estremecedoras estampas en lugar de tener una ordenación ordinal, se muestran agrupas en siete temas fundamentales: “La mujer”, representada como heroína y víctima, a la vez; “Las ejecuciones”, Goya condena la pena de muerte, el ensañamiento de los verdugos y los linchamientos y ejecuciones del populacho. Representa en las planchas, las consecuencias bélicas con “Los éxodos y saqueos”, “La posguerra” y “El hambre”; y la visión más trágica de la guerra en “Las víctimas”, con imágenes de cuerpos amontonados, sin vida. “El frente de batalla” nos lo muestra antiheroico y caótico. Componen una denuncia al horror de la guerra.

 

 

   Òscar Pujol destacó la imparcialidad de los grabados que “Retratan la guerra sin apologías, mostrando las atrocidades de la guerra perpetradas por ambos bandos. Goya crea un discurso antiheroico de la desesperanza y crueldad en la guerra”. Este discurso pacifista nos hace reflexionar sobre el sinsentido de la violencia y las devastadoras consecuencias de los conflictos armados, condenando las atrocidades cometidas a ambos lados de la batalla.

 

 

   Para demostrar el poder universal de Los Desastres en esta exposición y reflejar los horrores de todas las guerras, los grabados de Goya se presentan en paralelo, con una selección de 300 fotografías de gran crudeza del archivo de la Biblioteca Nacional de España. Fueron tomadas durante la Guerra Civil Española, la cual tuvo una cobertura internacional con corresponsales extraordinarios como Robert Capa, David Seymour y Hans Namuth. También se muestra la historia del fotoperiodismo en los conflictos bélicos en un vídeo compuesto por documentos fotográficos. Éste muestra desde las primeras imágenes tomadas por un corresponsal, enviado a la Guerra de Crimea, en una operación militar organizada por la Corona Británica, hasta la fotografías de guerras más actuales, siendo un resumen de los momentos más terribles de nuestro tiempo. Es éste un archivo de protestas sobre la guerra, de fotoperiodistas que han seguido hasta hoy el legado de la denuncia de Goya, como testigos de los horrores de la guerra.

 

 

   Laura Oroz, cónsul de la Embajada de España en la India, celebró en la inauguración “el acercamiento a la capital de la India, de uno de los pintores más universales del arte español”. El Instituto Cervantes de Nueva Delhi es el último centro de Asia en el que se muestra la exposición, que terminará su recorrido en Burdeos, lugar en el que falleció Goya en 1828, sin haber publicado Los Desastres, por miedo a las represiones y polémicas que podían suscitar en esa época. Sobre todo por Los Caprichos Enfáticos, que eran grabados de carácter alegórico con los que Goya termina la serie y en los que critica, con fábulas y metáforas, el reinado absolutista que se impuso con la paz. Fernando VII derogó la Constitución de 1812 e instauró un tribunal religioso, haciendo todavía más trágicas las consecuencias de la guerra. La primera edición de Los Desastres se publicó en 1863, tras ser adquiridos los grabados por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que actualmente custodia las placas originales.

 

 

   En torno a la exposición, el Instituto Cervantes de Nueva Delhi ha organizado un ciclo de cine y documental con la temática de “los desastres de la guerra”, charlas con periodistas de guerra, así como talleres de grabado y redacción periodística para los estudiantes de español. Para la clausura de la exposición en septiembre está prevista una actuación teatral sobre la Guerra de la Triple Alianza titulada “Cenizas”, de la mano de la compañía paraguaya Hara Teatro. Estas actividades conforman un calendario cultural en torno a la temática de la guerra, por desgracia de gran actualidad en el Sur de la India, con el fin de seguir difundiendo el mensaje pacifista de Goya. “El mensaje que hay detrás de la exposición es el deseo de que ésta sirva para recordar las atrocidades cometidas en la guerra y la completa necesidad de paz”, recalcó Òscar Pujol en su presentación, durante la ceremonia inaugural.

 

    La exposición permanecerá abierta hasta el 15 de septiembre de 2011. De lunes a viernes, de 11 a 19 horas. En la sala de exposiciones del Instituto Cervantes de Nueva Delhi (48 Hanuman Road, CP, Nueva Delhi 110001).

 

 

Publicado el lunes 18 de julio de 2011, en nota de prensa del Inst. Cervantes de Nueva Delhi.

 

¿Juegas a Holi?

La luna llena del mes Phalguna del calendario hindú, da el pistoletazo de salida a Holi, escandaloso festival de los colores, en el que la gente se aleja de sus escondites invernales, para celebrar la llegada de la primavera.

 El sábado al caer la noche, algunas personas se congregaban para proceder con sus rituales, en torno a hogueras, símbolo del arder del mal.

Al día siguiente el juego está echado, las reglas son sencillas: espolvorear colores y salpicar chorros de agua tintada, por doquier.

La salida en falso de algunos participantes, me atrapó en esta guerrilla multitudinaria. Convirtiendo los habituales obstáculos del vecindario en trincheras, me quedé a cubierto de los proyectiles de agua, lanzados desde coches y balcones, por el enemigo extraño. El vacío como respuesta, delató mi carencia de provisión y me dejó sin otra escapatoria que la de entregarme a la rebelión del color. El primer paso estratégico consistía en llenar un arsenal de polvos de colores y pistolas de agua.

Nuestro carro de combate, un Fiat Padmini de color lechuguilla, se averió de camino al campo de batalla, inoportunidad que nos dejó en la estacada, resultando un blanco perfecto de ataque.

Marcados por la inevitable emboscada, entramos con paso firme en la escaramuza multicolor. Embadurnar con polvos de colores la cara de quien te plazca, forma parte del juego, aligerado con rondas de bhang lassi y risotadas. Los colores vivos dibujaron una estampa arcoíris, al atardecer fundida en un tono monocromo, debido a la mezcolanza de tintas.

De aquella explosión de colores, quedan restos de pintura en mis manos, con las que vierto en palabras, sensaciones que aún respiran, desde el extático jolgorio. De un día verde.

Holi, festival de los colores, en India, 2011

Holi, festival de los colores, en India, 2011

Publicado el 24 de marzo de 2011, en Escritos de un año y medio en la India.