Galería

Changing patterns

This photo project documents the day-to-day work at the skills learning centre for women set up by the NGO Mera Parivar in Rajiv Nagar, a locality in the fast-growing city of Gurgaon, India. The people who lives in this area generally come from other States in search of a job and they stay near to construction sites and factories.

The Women Empowerment project of Mera Parivar aims to raise awareness among families and society for the labor inclusion of women.

Over hundred women are currently attending the courses where they learn sewing skills, designing, hairdressing and computer skills. There is also a nursery and a Mahila Mandal, a women´s group that gathers weekly to discuss on various issues focusing on the betterment of their community. They also seek to foster women’s empowerment through dialogue, organisation and peer mediation.

‘Changing patterns’ pretends to draw attention to the several projects of Mera Parivar and its battle against exclusion and discrimination of women in India.

 

Nordeste de la India

El Nordeste de la India, es también conocido como las Siete Hermanas (Seven Sister States), debido al número de estados que lo conforman: Arunachal Pradesh, Assam, Meghalaya, Manipur, Mizoram, Nagaland y Tripura.

La región tiene una población predominantemente tribal, con una rica diversidad étnica y religiosa, formada por numerosos grupos con lenguas y dialectos propios, así como costumbres y tradiciones ancestrales. El resultado de la división actual, fue a causa de decisiones políticas del gobierno nacionalista indio y la reorganización de los estados a lo largo de líneas étnicas y lingüísticas que llevaron a cabo.

En diciembre de 2011, fueron nueve días el tiempo del que disponíamos para explorar esta región, atraídos por su naturaleza y culturas con identidad propia.

ASSAM

El aeropuerto internacional Lokpriya Gopinath Bordoloi en Guwahati es normalmente la vía de entrada aérea, con conexiones a Delhi, Kolkata, Bangkok y otras ciudades.

Guwahati

En el centro de la ciudad, la plaza Paltan Bazaar es el sitio de paso obligado para el viajante, con la estación de tren y la parada de autobús, es el punto de partida a las diversas ciudades de la región.

Assam se extiende a los largo de un valle en la ribera del Brahmaputra, de lado a lado de las Siete Hermanas. Popular por la producción de té, las abundantes plantaciones conforman el frondoso paisaje del lugar, donde las recolectoras llenan sus cestas con las hojas de este preciado arbusto.

Assam, 2011

Assam, 2011

Safari en elefante en el Parque Nacional de Kaziranga

En las extensas llanuras de Kaziranga habita el  rinoceronte indio (Rhinoceros unicornis). En el censo de marzo de 2013, contaron una población de 2329, a pesar de los cazadores furtivos, una cifra que incrementó el recuento en 39 de este gran unicornio, respecto al último de hace dos años. Este santuario de vida salvaje ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El primer safari en elefante comienza a las 5 de la madrugada. La oscuridad y la bruma te introducen en la inmensidad de la naturaleza, al ritmo del balanceo del paso firme de los elefantes que avanzan por los prados encharcados sigilosamente. Los paquidermos guiados por su cornaca, se acercan en corro a los rinocerontes y recorren senderos desde donde poder avistar otras especies como ciervos, búfalos y aves, que pueblan el terreno pantanoso, así como el tigre de bengala. Pensar que éste último esté al acecho añade excitación a la experiencia, sin embargo divisar este gran felino solitario es algo excepcional.

Información práctica: el parque abre entre los meses de noviembre y abril, siendo enero y febrero los meses con mejor visibilidad.

kaziranga

TRANSPORTE

Desde Guwahati a Kaziranga: la parada de autobuses está en la estación de Paltan Bazar. Hay líneas regulares, pero lo mejor es ir por la mañana, pues avanzado el día la frecuencia es irregular y pueden cancelarse trayectos si no hay gente suficiente.  La duración es de seis horas.

ALOJAMIENTO

A poco más de un kilómetro de distancia de la parada de autobús en la carretera principal en Kaziranga, se extiende un complejo turístico que dispone de una gran cantidad de hoteles. En el mismo centro de esta urbanización vacacional, hay una oficina donde reservar el safari, en todoterreno o elefante, para el próximo día.

NAGALAND

Kohima

A principio del mes de diciembre, tiene lugar todos los años el festival Hornbill.

Este festival es en sí, una muestra de la riqueza cultural y de tradiciones de las tribus y pueblos naga que conforman esta región, quienes dan a conocer sus costumbres a través de actuaciones durante esta ceremonia. En el anfiteatro se suceden las representaciones como danzas, escenificaciones de las técnicas tradicionales de pesca comunitaria, como la del pueblo Sumi, que captura la pesca remojando una planta toxica (ayichi) en el agua, o la ceremonia para invocar la lluvia necesaria para los cultivos. Aunque pervivan algunas costumbres arraigadas, quedaron atrás los días en los que estos pueblos guerreros, durante las batallas, cortaban las cabezas de los vencidos, exponiéndolas en los soportales como advertencia al enemigo.

También hay una sección dedicada a la literatura autóctona en la que destacan historias, leyendas y canciones que se fueron transmitiendo de forma oral y ahora se recogen en libros como el “Naga Folk Tales Retold” de la novelista naga Easterine Iralu. En la conferencia a la que asistí reflexionaban acerca de “la pérdida de la rica literatura oral, a causa del progreso”.

Gastronomía: La grasa de cerdo y el pimiento chile (bih jolokia), con fama de ser el más picante del mundo, tienen una promoción particular en el evento. Y el plato típico del festival se compone de arroz y carne de cerdo con verduras, servido en hojas de banana, que se acompaña con cerveza blanca de arroz (zutho). Aunque también se venden palomitas y otros piscolabis.

El Hornbill, una especie protegida

El festival debe su nombre a una especie de ave protegida: el Hornbill (bucerotidae), en peligro de extinción, debido a la pérdida del hábitat y la caza furtiva. Su grandeza, esplendor y agilidad han sido siempre admiradas por los naga, con representación en su cultura, folclore y canciones. La preocupación por la desaparición de esta especie, ha dado lugar a iniciativas como las de este evento para que corra la voz de la importancia de promover su preservación.

El night bazar en Kohima

Pasadas las cuatro de la tarde, el festival va perdiendo fuerza y la gente peregrina bajando hacia el centro de Kohima. La calles y carretera principal de esta ciudad zigzaguean en la cresta de una montaña; al caer la noche empieza en el céntrico night bazar, a lo largo de una avenida, en los concurridos puestos se cocinan una diversidad de platos sabrosos, como el sticky rice o brochetas de carne churruscadas y pescado. El ambiente animado, de gente paseando y picando de las parrillas, alegra hasta completar el día.

TRANSPORTE

Desde Guwahati a Nagaland, es mejor ir en tren hasta Dimapur, el trayecto es más ameno y rápido, además la ruta desvela paisajes magníficos. Después, desde la estación de tren de Dimapur, donde los extranjeros deben registrar su llegada en la oficina de la policía, se puede subir a Kohima en sumo compartido, el popular monovolumen utilizado para el servicio de taxi compartido en las regiones montañosas en India, en un tiempo inferior a dos horas.

ALOJAMIENTO

Hay un albergue a un paseo de veinte minutos del sitio del festival Hornbill. Mientras en el centro de Kohima son varias las opciones de alojamiento, pero es necesario el transporte en taxi hasta el festival.

MEGHALAYA

Shillong, la capital actual de Meghalaya ostenta en su centro un bullicioso gran bazar, siendo el corazón comercial, que palpita gracias a sus numerosas tiendas, restaurantes y hoteles. Se respira más tranquilidad en el lago artificial Ward’s Lake, adornado con un lucido puente y un florido jardín en derredor. Cerca se encuentra la catedral All Saints con un emblemático estilo arquitectónico. En esta antigua capital de la provincia de Assam del Imperio Británico, se pueden ver ejemplos de arquitectura colonial, como en casi todas las estaciones de montaña indias y antiguas capitales de Raj británico.

Excursiones

Los terrenos montañosos de la apodada “Escocia del Este”, acogen varias cascadas como las Elephant Falls (a 12km) o Bishop & the Beadon Falls. El cercano inmenso lago Umiam (a 15km), formado tras la construcción de una presa, es una reserva con una gran afluencia turística como lugar de picnic, donde se pueden también practicar deportes acuáticos. Otro sitio de interés es el mirador (view point) en Shillong Peak, (a 10km) con un paisaje asombroso a dos mil metros de altura.

Sohra o, con el nombre colonial, Cherrapunjee sita en una cobriza meseta rocosa en las montañas Khasi (Khasi Hills), como belvedere de las llanuras de Bangladesh. Desde la cima se pueden admirar vertiginosas cascadas, como las Nohkalikay Falls a 4 km del mercado central. Y, en dirección opuesta por la carretera principal se pueden visitar la cuevas Mawsmai y sus imponentes monolitos en la entrada.

Descendiendo 14km por la serpenteante carretera hasta Mawshamok, y seguir a pie hasta Tyrna y seguir por varios miles de escaleras hasta lo más profundo de la estrecha concavidad del valle marcado por el río, donde está la población de Nongriat, están los mágicos puentes. Tener un clima de los más extremadamente húmedos del planeta, hace que las raíces de los ficus elastica se dilaten, particularidad que los lugareños aprovechan para crear puentes y facilitar el paso entre aldeas repartidas en ambas laderas montañosas y poder así atravesar el río a varias alturas de su recorrido.

El río es también espectacular, de color azul celeste, parece invertir la gravedad, podría haberme pasado el día con todos mis sentidos puesto en el curso del agua, remojando los pies, y tan sólo escuchando el golpeteo de la corriente, provocado por el desnivel de las rocas. Pero los árboles son los protagonistas de esta biosfera tan particular,  y la razón principal por la que seguimos subiendo y bajando pendientes.

Living root tree, Cherrapunjee, 2011

Living root tree, Cherrapunjee, 2011

Estos puentes creados por las tribus Khasi son ejemplos sorprendentes de bioingeniería. Creados cuidadosamente durante años, guiando las raíces de los árboles.

TRANSPORTE

Desde la estación de Paltan Bazar (Guwahati), hay líneas de autobuses regulares y sumos compartidos que suben a Shillong. Se puede ir únicamente por carretera y son cuatro horas de curvas montañosas y en mal estado, además, debido a la gran afluencia de camiones, los atascos pueden sumar varias horas hasta llegar al destino. Aunque esto resulte tedioso, el esfuerzo se ve recompensado al llegar.

Cherrapunjee, localmente conocido como Sohra, está a 56 km de Shillong, se puede hacer el trayecto en Sumo compartido (desde el Bara Bazaar), en taxi o en los diferentes tour organizados que ofrecen los hoteles y agencias en Shillong.

ALOJAMIENTO

Tanto en el centro de Shillong como en Sohra, son abundantes las opciones de alojamiento, en ésta última han apostado notablemente por el ecoturismo.

¿Y los otros cuatro estados?

Espero poder completar esta guía de viaje, sobre todo con información acerca de Arunachal Pradesh, y también de Manipur, Mizoram y Tripura. Dejamos por ver el resto de estados por falta de tiempo, pero sobre todo por ser áreas restringidas, para las que hace falta solicitar permisos como el RAP o PAP, y son ciertamente inestables.

En esta región fronteriza y separada del resto de la India, excepto por el estrecho corredor de Siliguri que la conecta al resto del territorio, además de un abandono y discriminación por parte del sistema imperante a las minorías de esta zona, sobre todo en estos cuatro estados sufren una fuerte represión policial. Las autoridades indias, para combatir la lucha de los grupos secesionistas, amenazan los derechos universales de los habitantes de esta región, con la aplicación de la AFSPA (Ley de Poderes Especiales para las Fuerzas Armadas), legislación que desde 1958 autoriza a las fuerzas armadas a disparar, arrestar e incluso matar a cualquier civil que consideren sospechoso de insurgencia.

Desde hace años se ruega la derogación de esta ley por la población y activistas como Irom Sharmila, quien lleva desde 2000 luchando con una huelga de hambre por la defensa de los derechos de las personas en el estado de Manipur.

Carteles de Bollywood, el souvenir de la India

Bollywood posters cabecera

Bollywood, del juego de palabras entre Bombay y Hollywood, es el nombre dado a la industria cinematográfica india ubicada en Mumbai, cuyas películas son un componente fundamental de la cultura popular del subcontinente indio.

Los carteles se empezaron a utilizar como soporte publicitario para el cine de Bollywood y clásico indio en los años 20. Estas piezas extraordinarias reflejan un estilo kitsch con una explosiva mezcla de colores. Son piezas únicas que han pasado a decorar numerosos hogares con su explosiva fusión original, como una obra para coleccionistas de antigüedades y arte retro, cinéfilos, amantes del arte y diseñadores curiosos.

Puedes ver una muestra de una cincuentena de antiguos carteles de películas de Bollywood y cine clásico indio de los años 50 a los 80, en este blog: https://travelmemorabilia.wordpress.com/

Si te interesa adquirir alguna de estas piezas únicas de cine de Bollywood, ponte en contacto con nosotros aquí. o síguenos en Facebook.

Conferencia: El Reino de las Mujeres por Ricardo Coler

Portada del libro "El Reino de las Mujeres" de Ricardo Coler.

Portada del libro “El Reino de las Mujeres” de Ricardo Coler.

¿Cómo sería una sociedad en la que mandan las mujeres? ¿Qué pasaría con las familias, el trabajo, el amor, las relaciones de pareja y el manejo del dinero si las mujeres tuvieran el poder?

Ricardo Coler médico, escritor y periodista, encontró la respuesta a estas preguntas en su viaje a China y Nepal. En su crónica de viaje El Reino de las Mujeres (2005, Planeta) describe cómo persisten hoy sociedades con impronta femenina, en donde se practica el matriarcado, la poliandria o la poligamia. Este libro narra el funcionamiento de una sociedad matriarcal en China: los mosuo.

El próximo lunes, 19 de septiembre, en el Instituto Cervantes de Nueva Delhi, Ricardo Coler nos relatará su propia experiencia de vivir en comunidades matriarcales en China, India y Corea, donde las mujeres son las que están al mando de la comunidad. “Cuando las mujeres tienen el poder son muy diferentes a cuando lo tiene el hombre, pero tampoco se parece a lo que el movimiento feminista pueda imaginarse” nos explica Coler. Además, dará una idea de cómo es la situación de la mujer en Latinoamérica comparándolas con estas sociedades.

El autor del gran éxito “El reino de las mujeres”, publicó un año más tarde “Ser una diosa” (2006, Planeta), una crónica de lo que significa para un hombre del siglo XXI encontrarse con la única Diosa viva del Planeta, en Nepal. En 2008 publica “Eterna Juventud” (2008, Planeta), una historia sobre los habitantes centenarios del pueblo de Vilcabamba, una tierra donde la gente alcanza los cien años de edad, aunque fumen o consuman alcohol y drogas. Incluso mantienen la dentadura y leen sin anteojos. Tras desentrañar los secretos de la longevidad, edita su último libro “Felicidad Obligatoria” (2010, Planeta), una compilación de los artículos publicados en diferentes medios de su país y del extranjero.

Sus libros han sido publicados en varios países: Argentina, Alemania, Francia, Italia, Portugal, Suiza, Austria, España, Turquía, Corea del Sur, México, EEUU, Perú, Chile y Uruguay. También es fundador y director de la revista cultural Lamujerdemivida.

Lugar/place: Instituto Cervantes Nueva Delhi (48 Hanuman Road)

Fecha/date: 19/09/2011

Hora/time: 18:30 hrs.

Vídeo de “Eterna Juventud”:

 

Nota informativa publicada en la Web del Instituto Cervantes de Nueva Delhi el 16 de septiembre de 2011.

Obras de Goya por primera vez en la India

 

 

El pasado viernes 15 de julio de 2011, se inauguró la exposición “Goya: Cronista de todas las guerras. Los Desastres y la fotografía de guerra” en el Instituto Cervantes de Nueva Delhi. Siendo ésta la primera vez que las obras de Goya viajan a la India, la muestra está creando una gran expectación en Delhi.

 

En los 82 grabados de la serie “Los Desastres de la Guerra” el pintor y académico Francisco de Goya y Lucientes (Zaragoza, España, 1746 – Burdeos, Francia, 1828) recoge los horrores de la Guerra de la Independencia Española (1808-1814) para lanzar un mensaje universal aplicable a todas las guerras. Juan Bordes, el comisario de la exposición y director de Calcografía Nacional y delegado de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando declaró su compromiso por transmitir el mensaje real y pacifista de Goya, que aclaró oponiendo el primer grabado al último de la serie: “Entre el principio y el final hay todo un discurso de violencia, para nada. Ése es el resultado de la guerra, parece transmitir Goya en su obra.” La inutilidad de la guerra está representada en el grabado bajo el título “Nada. Ello dirá”.

 

Nada, Goya

Nada. Ello dirá,  Goya

 

A la inauguración asistieron importantes figuras de la política, como los embajadores de Ecuador, Perú y Chile, así como del mundo de las artes. Rajeev Lochan, Director de la Galería Nacional de Arte Moderno de la India, introdujo Goya al público indio, tras confesar su envidia por no haber albergado en su galería esta exposición. Definió a Goya como un perfecto referente del principio artístico de “la necesidad de transcender lo material, para lograr que una obra de arte sea universal”. Coincidió al destacar la universalidad de los grabados con Juan Bordes, quien subrayó: “La potencia de las imágenes de Goya es que generalizó los desastres de la guerra contra la invasión napoleónica, a todas las guerras, creando iconos antibelicista intemporales y universales”.

 

 

   Goya se consagró como uno de los grandes grabadores, a la altura de Rembrandt o Durero. En una época en la que la fotografía estaba en una etapa experimental, el grabado era el único modo de difundir una imagen, técnica con la que Goya además anticipó el lenguaje fotográfico. “Así como consideramos a Cervantes la máxima figura del modernismo en la literatura, Goya es precursor del periodismo gráfico en tiempos de guerra con estos grabados” explicó Òscar Pujol, director del Instituto Cervantes de Nueva Delhi. Las imágenes llaman nuestra atención hacia los aspectos importantes del suceso, igual que hacen los fotógrafos en sus instantáneas. Goya refuerza la naturaleza documental de sus escenas con títulos como “Yo lo vi” o “Y esto también”; estos fueron escritos junto a su amigo y escritor Ceán Bermúdez y crean un poema épico.

 

 

   Las estremecedoras estampas en lugar de tener una ordenación ordinal, se muestran agrupas en siete temas fundamentales: “La mujer”, representada como heroína y víctima, a la vez; “Las ejecuciones”, Goya condena la pena de muerte, el ensañamiento de los verdugos y los linchamientos y ejecuciones del populacho. Representa en las planchas, las consecuencias bélicas con “Los éxodos y saqueos”, “La posguerra” y “El hambre”; y la visión más trágica de la guerra en “Las víctimas”, con imágenes de cuerpos amontonados, sin vida. “El frente de batalla” nos lo muestra antiheroico y caótico. Componen una denuncia al horror de la guerra.

 

 

   Òscar Pujol destacó la imparcialidad de los grabados que “Retratan la guerra sin apologías, mostrando las atrocidades de la guerra perpetradas por ambos bandos. Goya crea un discurso antiheroico de la desesperanza y crueldad en la guerra”. Este discurso pacifista nos hace reflexionar sobre el sinsentido de la violencia y las devastadoras consecuencias de los conflictos armados, condenando las atrocidades cometidas a ambos lados de la batalla.

 

 

   Para demostrar el poder universal de Los Desastres en esta exposición y reflejar los horrores de todas las guerras, los grabados de Goya se presentan en paralelo, con una selección de 300 fotografías de gran crudeza del archivo de la Biblioteca Nacional de España. Fueron tomadas durante la Guerra Civil Española, la cual tuvo una cobertura internacional con corresponsales extraordinarios como Robert Capa, David Seymour y Hans Namuth. También se muestra la historia del fotoperiodismo en los conflictos bélicos en un vídeo compuesto por documentos fotográficos. Éste muestra desde las primeras imágenes tomadas por un corresponsal, enviado a la Guerra de Crimea, en una operación militar organizada por la Corona Británica, hasta la fotografías de guerras más actuales, siendo un resumen de los momentos más terribles de nuestro tiempo. Es éste un archivo de protestas sobre la guerra, de fotoperiodistas que han seguido hasta hoy el legado de la denuncia de Goya, como testigos de los horrores de la guerra.

 

 

   Laura Oroz, cónsul de la Embajada de España en la India, celebró en la inauguración “el acercamiento a la capital de la India, de uno de los pintores más universales del arte español”. El Instituto Cervantes de Nueva Delhi es el último centro de Asia en el que se muestra la exposición, que terminará su recorrido en Burdeos, lugar en el que falleció Goya en 1828, sin haber publicado Los Desastres, por miedo a las represiones y polémicas que podían suscitar en esa época. Sobre todo por Los Caprichos Enfáticos, que eran grabados de carácter alegórico con los que Goya termina la serie y en los que critica, con fábulas y metáforas, el reinado absolutista que se impuso con la paz. Fernando VII derogó la Constitución de 1812 e instauró un tribunal religioso, haciendo todavía más trágicas las consecuencias de la guerra. La primera edición de Los Desastres se publicó en 1863, tras ser adquiridos los grabados por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que actualmente custodia las placas originales.

 

 

   En torno a la exposición, el Instituto Cervantes de Nueva Delhi ha organizado un ciclo de cine y documental con la temática de “los desastres de la guerra”, charlas con periodistas de guerra, así como talleres de grabado y redacción periodística para los estudiantes de español. Para la clausura de la exposición en septiembre está prevista una actuación teatral sobre la Guerra de la Triple Alianza titulada “Cenizas”, de la mano de la compañía paraguaya Hara Teatro. Estas actividades conforman un calendario cultural en torno a la temática de la guerra, por desgracia de gran actualidad en el Sur de la India, con el fin de seguir difundiendo el mensaje pacifista de Goya. “El mensaje que hay detrás de la exposición es el deseo de que ésta sirva para recordar las atrocidades cometidas en la guerra y la completa necesidad de paz”, recalcó Òscar Pujol en su presentación, durante la ceremonia inaugural.

 

    La exposición permanecerá abierta hasta el 15 de septiembre de 2011. De lunes a viernes, de 11 a 19 horas. En la sala de exposiciones del Instituto Cervantes de Nueva Delhi (48 Hanuman Road, CP, Nueva Delhi 110001).

 

 

Publicado el lunes 18 de julio de 2011, en nota de prensa del Inst. Cervantes de Nueva Delhi.

 

Diez días entre cocoteros en las islas Andamán

  Una cordillera recóndita en el océano Índico, se extiende bajo el mar desde Indonesia hasta Birmania y saca sus cimas a la superficie creando un archipiélago de más de trescientas islas. La India atesora en el Golfo de Bengala este paraíso natural, ignorado por el turismo masivo. Las islas Andamán son un lugar para perderse, donde el preservado encanto salvaje, hace idílicas las vacaciones.

Llegada a las islas

   Los visitantes extranjeros requieren del RAP (Restrited Area Permit), un permiso de entrada restringido a determinadas áreas de las islas Andamán; se proporciona de manera gratuita a la llegada al aeropuerto de Port Blair. Éste permite el acceso a algunas zonas de las islas y se requiere en los controles de entrada y salida de cada zona, isla, barco, alojamiento, etc. Se prohíbe el paso a parte de las islas Andamán y a la totalidad de las vecinas islas Nicobar, con el fin de proteger la biodiversidad del lugar y de respetar a las tribus aborígenes.

Las tribus

   Doce eran las tribus indígenas de estas islas hasta el siglo XVIII, cuando llegaron los colonos, y las consecuentes pérdidas de territorio y enfermedades. La secuela, un detrimento en el número de miembros, con una caída de cinco mil a cuatrocientos, amenaza su subsistencia.

   Tribus como los Onge, aborígenes de Little Andamán, han visto diezmada su población, tras la colonización británica y, después, la india. De los 672 que eran en 1901, hoy tan solo quedan 100. El territorio del que disponían se ha visto reducido a la tercera parte, tras la invasión, obligándoles a ser dependientes de los subsidios y a vivir en una reserva tribal.

Port Blair, antigua colonia penal

   El lugar de entrada por mar y aire a las islas es la base para viajar en los barcos que zarpan desde sus puertos, al resto del territorio.

   Los británicos hicieron de la capital, una colonia penal al construir una cárcel en Port Blair para enchironar a los activistas políticos envueltos en la Rebelión de la India de 1857. La prisión es ahora un monumento conmemorativo y principal punto de interés turístico. Tiene forma celular, de ahí su nombre “Cell Jail”, con siete alas alrededor de una atalaya central. Sus muros encerraron atrocidades perpetradas contra los reclusos, dando a las islas su pavoroso nombre de “Kala Pani” (aguas negras). Parte de esta prisión fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial por las tropas japonesas; y para cuando volvieron los británicos en 1945 se cerró, para perdurar como símbolo de la opresión colonial.

Un mundo incomparable bajo el mar

   Desde el puerto de Phoenix Bay en Port Blair parten barcos a Ross Island y North Bay. Ross Island (cerrada los miércoles), fue una base insular de los administradores británicos, todavía alberga edificios de estilo colonial y en ésta aún quedan vestigios de las instalaciones dejadas por los japoneses, cuando en 1941 la convirtieron en un campo de prisioneros de guerra. Las aguas que abrazan la bahía de North Bay son ideales para el buceo.

   Desde Wandoor (a 30 kilómetros por carretera de Port Blair) se extiende el Parque Nacional de Mahatma Gandhi, con miles de bahías, arrecifes de coral, lagunas, selvas tropicales y manglares, repletos de vida bajo el mar. Desde su puerto salen barcos hacia las diez de la mañana a Jolly Buoy, el mejor sitio para el buceo por tener las mejores vistas submarinas, y a la isla Redskin, que tiene una senda natural.

Alojamiento en Port Blair:   Recomiendo la pensión en la que nos alojamos, por la amabilidad de sus dueños y la conveniente ubicación en el Aberdeen Bazar.

Amina Lodge (400 INR por la habitación doble Singapur), Sahil Manzil, MB-11, Aberdeen Bazar, Port Blair. Telf.: +91 9933258703

Havelock

Havelock, Andaman, 2011

Havelock, Islas Andamán, 2011

   La isla de Havelock, en el archipiélago Ritchie, es la más popular, además de por su cercanía a la capital (40 kilómetros al noreste), por disponer de numerosos resorts, un gran bazar y todas las comodidades para los viajeros, por sus playas vírgenes. La playa Radhnagar (la número siete) de arena blanca y aguas cristalinas, es un auténtico paraíso. Los auto-rickshaw cobran 400 rupias por la ida y la vuelta a esta playa. Otra opción es alquilar una moto (por 250 rupias al día) para ir a esta playa y también poder explorar la isla de cabo a rabo.

Los elefantes nadan en el mar y pasean en la playa de esta isla, adonde estos paquidermos fueron originariamente traídos para la industria maderera.

 ¿Cómo llegar?

   Hay varios barcos a lo largo del día que conectan Port Blair y Havelock (250 rupias aprox.), el trayecto es de dos o cuatro horas, si el barco va vía Neil Island. Hay también compañías privadas que ofrecen un trayecto de hora y media en catamarán y con las que se llega en hora y media, pero triplican el precio del viaje.

Horarios:

Desde Port Blair a Havelock a las 6:30 y 11 horas de la mañana, a diario.

Desde Havelock a Port Blair a las 2, 3, 4 y 4:30 horas, a diario. Los domingos, martes y jueves un barco zarpa a las 9:30 horas de la mañana (vía Neil Island).

También hay barcos que navegan desde Havelock a Long Island y Neil Island.

Little Andaman, la perla del viaje.

Esta gran isla, a pesar de su nombre, muy pocos llegan a visitarla al ser la más sureña y lejana (a 120 kilómetros de Port Blair y 6 u 8 horas de trayecto en barco). Sin embargo, bien merece la pena acercarse a disfrutar de sus playas, aguas cristalinas, cataratas y junglas.

A su costa acompañan playas maravillosas por descubrir. Butler Bay es la más conocida, precedida de Kala Patthar, un espléndido lugar para bañarse con marea alta en sus templadas aguas, separadas por un dique de rocas negras del mar, pero con cuidado de no pisar al pez piedra.

Desde Hut Bay, en dirección al faro, un sendero atraviesa un bosque de palmeras y después una espesa selva, hasta llegar al faro.

Otro tesoro natural de Little Andaman son sus cataratas. A White Surf (a 6,5 km de Hut Bay) es sencillo llegar y está preparada para recibir visitas (cuesta cincuenta rupias la entrada).

Hay una segunda catarata, a la que se puede llegar por la carretera de la plantación de aceite de palma roja, pasando las últimas aldeas antes de adentrarse en la jungla. En esta travesía no es fácil librarse de los ataques de mosquitos y las plantas espinosas.

La gran ola

Los habitantes de esta isla son supervivientes del tsunami de 2004, consecuencia de un previo terremoto en el océano Índico, el cual devastó la isla. A lo largo de su costa se pueden ver los grandes árboles caídos, cuyas raíces arrancó el mar de la tierra.

Desde entonces se han tomado medidas de precaución, se han construido refugios permanentes en terrenos más altos para quienes perdieron sus casas, se han instalado radares de alerta de seísmos y se han recobrado parte de los negocios perdidos y creado nuevos. Como la pensión en la que nos hospedamos, abierta hace apenas dos mes y llevada por Ranjan, quien nos dio emocionado su testimonio de la tragedia: “Sentí el terremoto de unos cinco minutos, sobre las seis de la mañana, al que siguió en media hora la gran ola, una pared de diez metros se acercaba por el mar, al verla me quedé paralizado, y me gritaron para que reaccionara y corriera a la montaña. En total fueron tres olas grandes y seis pequeñas, una de las cuales me llegó a llevar. Subí a una alto con mi mujer e hijos, donde esperamos desolados”. Recordaba con tristeza que desde entonces, no ha vuelto a llevar a sus hijos a la playa.

¿Cómo llegar?

Un barco zarpa a diario a las 6 de la mañana desde el puerto de Port Blair. Para la vuelta, el barco diario parte a las 13:00 horas desde Hut Bay en Little Andaman.

El trayecto tanto de ida como de vuelta tarda seis u ocho horas, dependiendo del tipo de barco: el ferry grande es más lento, tarda ocho horas y media, y cuesta 55 rupias; el barco rápido, cuesta 25 rupias y tarda seis horas. En cuál se viaje dependerá del día, no de la elección del pasajero o la pasajera.

Conviene tener en cuenta…

   Las oficinas de Phoenix Bay en Port Blair y de Hut Bay en Little Andaman, son los únicos lugares en los que se pueden obtener los billetes de barco. Se han de comprar yendo en persona a la oficina, al menos con dos días de antelación. En la taquilla solicitan la entrega de una fotocopia del permiso de áreas restringidas, además de paciencia para las colas de espera. La oficina en Port Blair abre a las 9, pero conviene llegar antes. Los horarios de la oficina que expide los billetes en Hut Bay son de 9 a 12 y media, por la mañana; y de 2 a 4 por la tarde.

Las malas condiciones climáticas pueden hacer cancelar el viaje.

Alojamiento en Little Andaman:

Los resort en oferta en la isla se pueden contar con los dedos de una mano, la mayoría con servicios básicos.

El resort que recomiendo abrió recientemente, en marzo de este año y dispone de cabañas con servicios básicos, aunque se prevén mejoras para la próxima temporada alta. Se pueden alquilar motos por 250 INR al día, un buen medio de transporte para explorar la isla. Los deliciosos desayunos constan de batidos de mango y crepes de coco, plátano y chocolate; y por la noche, cocinan pescado fresco, traído por los pescadores en el mismo día, para cenar y reponer fuerzas al fresco.

Jina Resort (200 INR, la cabaña doble), Netaji Nagar, 11 km, Little Andaman.

Tel.: 9476038057 (Ranjan); 9439276758 (Mantu Das, propietario)

Flora y fauna

Las islas Andamán y Nicobar engloban tres tipos de ecosistemas: la selva tropical, el manglar y el arrecife de coral. Con una gran variedad de vida vegetal y animal.

Nadan en sus aguas grandes especies como el cocodrilo marino, el mayor reptil del planeta. Se recomienda precaución para evitar ataques de estos cocodrilos, en marismas, ríos y sus desembocaduras, sobre todo durante el monzón; pues cada año se registran ataques a personas.

Publicado el 27 de abril de 2011 en Escritos de un año y medio en la India.

 

¿Juegas a Holi?

La luna llena del mes Phalguna del calendario hindú, da el pistoletazo de salida a Holi, escandaloso festival de los colores, en el que la gente se aleja de sus escondites invernales, para celebrar la llegada de la primavera.

 El sábado al caer la noche, algunas personas se congregaban para proceder con sus rituales, en torno a hogueras, símbolo del arder del mal.

Al día siguiente el juego está echado, las reglas son sencillas: espolvorear colores y salpicar chorros de agua tintada, por doquier.

La salida en falso de algunos participantes, me atrapó en esta guerrilla multitudinaria. Convirtiendo los habituales obstáculos del vecindario en trincheras, me quedé a cubierto de los proyectiles de agua, lanzados desde coches y balcones, por el enemigo extraño. El vacío como respuesta, delató mi carencia de provisión y me dejó sin otra escapatoria que la de entregarme a la rebelión del color. El primer paso estratégico consistía en llenar un arsenal de polvos de colores y pistolas de agua.

Nuestro carro de combate, un Fiat Padmini de color lechuguilla, se averió de camino al campo de batalla, inoportunidad que nos dejó en la estacada, resultando un blanco perfecto de ataque.

Marcados por la inevitable emboscada, entramos con paso firme en la escaramuza multicolor. Embadurnar con polvos de colores la cara de quien te plazca, forma parte del juego, aligerado con rondas de bhang lassi y risotadas. Los colores vivos dibujaron una estampa arcoíris, al atardecer fundida en un tono monocromo, debido a la mezcolanza de tintas.

De aquella explosión de colores, quedan restos de pintura en mis manos, con las que vierto en palabras, sensaciones que aún respiran, desde el extático jolgorio. De un día verde.

Holi, festival de los colores, en India, 2011

Holi, festival de los colores, en India, 2011

Publicado el 24 de marzo de 2011, en Escritos de un año y medio en la India.